Las etiquetas o hashtags sirven para llamar la atención en las redes sociales. Pero hay ciertos puntos a tener en cuenta para sacarles el máximo provecho.

hashtags

Hashtags: de qué hablan los usuarios

Los contenidos que se comparten en las redes sociales suelen tener diversas etiquetas o hashtags, pero no siempre resultan ser los más indicados para generar la repercusión buscada. Hay ciertos errores que se cometen al utilizarlas y que es mejor evitar, así como es útil tener en cuenta ciertos tips para aprovecharlos al máximo.

Una de las malas prácticas más frecuentes en la utilización de hashtags es abusar de las etiquetas personalizadas. Es inútil poner etiquetas que los lectores no entienden porque no generarán interés. Asimismo, aunque una expresión encriptada puede despertar cierta curiosidad, lo más probable es que el lector la deje de lado porque no tiene tiempo que perder.

También se suele pensar que mientras más etiquetas se utilicen en un post, mejor. Esto resulta contraproducente porque demasiados hashtags abruman al lector y hacen que el mensaje sea confuso. Lo ideal es usar una etiqueta que enmarque el contenido dentro de un tema, para contextualizarlo. También se puede usar más de una para mayor alcance, pero no más de tres.

Cuando se utilizan etiquetas compuestas por más de una palabra es aconsejable poner mayúsculas en la primera letra de cada palabra. Esto permite diferenciarlas y generar una lectura más fluida. Por otro lado, en el diseño de un hashtag es fundamental considerar que debe entrar en un mensaje que, enviado por Twitter, sólo permitirá 140 caracteres. Las etiquetas deben ser concisas y breves, así no obligarán a cambiar el mensaje cuando se las utilice.

Si se trata de hablar de un tema de actualidad u organizar una convocatoria, es conveniente crear un hashtag propio. Si es ingeniosa y sintetiza el tema de forma adecuada, es probable que otros usuarios la repliquen. No obstante, también es ventajoso usar los hashtags oficiales de las convocatorias, porque el contenido tendrá mayor visibilidad. Esto es así porque aunque los usuarios no conozcan al autor acabarán leyendo el post por la etiqueta reconocible.

En un sentido práctico, hay que tener en cuenta que el hashtag es parte del mensaje a compartir. Lo mejor es construir frases en las que las etiquetas son parte del contenido, para evitar agregarlas al final del texto o quedarse sin espacio.

Finalmente, es clave controlar los Trending Topics, porque nos permite saber cuáles son las tendencias de las que hablan los usuarios y sobre esa base crear la propia etiqueta. No se trata de copiar contenidos sino de utilizar esta información como punto de partida para elaborar una idea superadora.

Tips a tener en cuenta en el uso de hashtags

  • No usar un hashtag en cada palabra del contenido. Sólo deben usarse cuando aporten valor y se quiera destacar algo puntual.
  • No utilizar frases enteras para construir un hashtag. Las mejores etiquetas están sintetizadas en una palabra.
  • Evitar escribir hashtags que no tengan relación con el contenido. No sólo confunden sino que pueden ser detectadas como spam.
  • No complicar la etiqueta con siglas o palabras difíciles de decodificar. Deben ser fácilmente reconocibles.
Abrir chat